Saltear al contenido principal
¿Cómo Vestirte Para El Trabajo?

¿Cómo vestirte para el trabajo?

¿En algún momento de tu vida laboral has abierto tu armario y no encuentras qué ponerte? ¿No sabes cómo vestirte cuando necesitas impresionar a la oficina entera?

El estilo de la oficina puede ser fácil y a la vez complejo dependiendo del código de vestimenta que tengan.

A continuación te presentamos los niveles de vestimenta para la oficina basados en la propuesta de Business Insider, Sylvie di Giusto, ejecutiva de consultoría de imagen y autora de “The Image of Leadership” y los consejos del estudio de mil hombres que hizo GQ México. Sigue la siguientes dos reglas y robustece tu estilo de negocio.

Sé cuidadoso

La regla +1/-1 depende de la formalidad que tu trabajo requiera; subir uno puede ser ventajoso para ti si aspiras a un ascenso (la imagen que demuestres ayudará). Trata de no abusar, subir dos niveles únicamente hará que te veas overdressed. Sólo deberás bajar un nivel para los eventos más relajados de la oficina o el viernes casual. Un hombre pulcro en su vestimenta resaltará sus atributos en la oficina, inspirará confianza y capacidad.

Si tienes dudas

Para delimitar el nivel de vestimenta que requiere tu trabajo, toma en cuenta el consejo de di Giusto: “mientras más trato tengas con el dinero de los clientes, más tradicional y conservador deberás verte”.

Baseline casual

Los que trabajan en la industria creativa, como entretenimiento y publicidad, la tienen fácil: los estilos casuales serán sus mejores aliados, ya que dan una imagen innovadora y fresca; mientras que los financieros, abogados y contadores tendrán que ceñirse a un look más formal. Hay que saber cuándo romper con el statu quo. Recuerda el dicho: “Vístete para el trabajo que quieres, no el que tienes”.

El nivel más casual incluso requiere por lo menos mezclilla en tonos oscuros (no deslavada) y sneakers de buen gusto. No confundas la comodidad con lo casual, porque tu outfit fracasará.

< Explora estilos >

Business casual

Una camisa y un suéter con pantalones de pana están un nivel por encima de lo más casual. Da una mejor versión de ti sin lucir como cualquier domingo en tu casa.

Este estilo se compone camisas y suéteres en una variedad de colores y patrones que aportan una apariencia más pulida. Puedes identificar este nivel de la forma más fácil si te fijas en el calzado; utiliza zapatos elegantes pero casuales.

< Explora estilos >

Executive casual

El siguiente nivel engloba sacos sport en conjunto con camisas de patrones discretos y colores brillantes (sin exagerar), pantalones de vestir y mocasines o zapatos mocasines o con hebilla; te recomendamos los monkstrap para añadir al “uniforme”.

La apariencia proyectada es la de un profesional en todo el sentido de la palabra pero sin mirarte forzado.

Ejecutivo casual

Traditional business

A partir de este nivel, la presión aumenta. Conserva el estilo tradicional en los diseños y patrones de la camisa, la corbata puede adaptarse a tu estilo, sólo procura no complicar el nudo, con uno simple lucirás pulcro y sin presiones. Mantén el traje discreto y oscuro (te suplicamos evadas los que son brillantes).

Puedes utilizar los  zapatos oxford, los cuales forman parte de los 10 básicos del armario masculino, y estarás listo para hacer negocios de pies a cabeza.

Boardroom attire

Para bien o para mal, este nivel requiere impecables camisas blancas con corbatas sencillas, un reloj con correas de piel (que no sea el doble de grande que tu muñeca), o accesorio de buena calidad (checa nuestra guía para elegir un buen reloj).

Si tu trabajo requere esta formalidad, puedes apostarle a un traje oscuro de dos o tres piezas en gris obscuro o azul marino es esencial, con ellos será imposible fallar.

Por último, hay que tomar en cuenta que el tamaño de la empresa es irrelevante, apégate a lo que tu desempeño en la oficina requiera y pero sobre todo a tu propio estilo, pues impondrás tu presencia a partir de tus códigos de vestimenta.

Volver arriba